fbpx

EL RIAD: LUJO Y COMODIDAD

El Riad sigue los cánones propios de las casas de montaña de Chefchaouen, con las típicas puertas pequeñas y techos bajos, arquitectura idónea para soportar los duros inviernos y calurosos veranos. La recepción y el comedor convergen en un coqueto patio presidido por una imponente “sekaïa” -fuente- cerca de la cual uno puede descansar en las horas más calurosas del día.
Accedemos a los dormitorios por una cómoda y artesanal escalera presidida por una magnífica lámpara de cobre hecha a mano por artesanos de Fez.

DAR NILA: TÍPICA CASA DE CHEFCHAOUEN

El Dar sigue el plan tradicional de las casas de la medina. Es una pequeña casa llena de encanto que conecta con el Riad a través de un acogedor salón árabe donde poder descansar y degustar un típico té marroquí y otras especialidades como la harira.
Cuenta con 3 habitaciones completamente independientes, perfectas para personas que buscan privacidad o para familias que quieran reservar el Dar completo. Asimismo, dispone de una terraza tranquila aunque al mismo tiempo parece que te encuentras dentro del castillo.

EL MIRADOR DE CHEFCHAOUEN Y LAS TERRAZAS DEL RIAD

En la parte más alta del Riad se encuentra nuestro Mirador donde, sin duda, podrás disfrutar de las mejores vistas de la ciudad, así como de todos los servicios que ofrecemos. Increíbles espacios rodeados de plantas autóctonas donde poder leer o soñar mientras escuchas el susurro de la medina y la llamada del Muezzin en el momento de la oración. Un perfecto lugar para disfrutar de un aperitivo bajo las estrellas o una cena a la luz de la luna en los diferentes espacios que ofrecemos, sentados en sillas, cojines, mesas altas, bajas… todo ello elaborado de forma artesanal por los herreros de la zona, preservando así, este oficio y su tradición.